jueves, 16 de enero de 2014

Día en que creí moriría No 2 


Bueno. Ya saben que en una entrada anterior les hable de como algún día en medio de este tortuoso camino sentí que moriría , bueno ayer fue otro y creo que vi más cerca la muerte que el anterior .

El timbre que  de mi habitación me comunica con enfermería no paraba de sonar , tenía dos cobijas encima y comenzó un escalofrío de la nada , los huesos se movían y no podía contener el dolor que me producía eso, los músculos comenzaron a genera espasmos que parecía tuviera algo que se moviera dentro de mi piel , la fiebre llegó a 40 grados centígrados pero eso no es una noticia alarmante cuando tengo, lo preocupante fue que comenzó a subir más , yo escuchaba distorsionado , sólo gritaba que me ayudarán , que me estaba muriendo , de aquí a asegurarles que era exageración no lo sé, pero así se sentía , comenzó a moverse la mandíbula y a desgastarse los dientes tratando de contener el movimiento , no se me ocurrió nada más que morder la cobija , comenzó a bajar la tensión , una media para los que saben de esto como de 30 , algo realmente malo, en ese momento aunque escuchaba todo eso, mi prioridad era el dolor, era parar ese sufrimiento, ,alcance a decir como siempre que seguro esta era mi destino sufrir , y por supuesto a decir que me quería morir , cosa que no es cierto pero faltaría a la verdad si no lo digo , en ese momento la muerte significa descanso , comencé a necesitar oxígeno porque esto realmente me pone ansiosa y mi respiración comienza a entrecortarse, del resto tengo recuerdos permanentes de morder la cobija aún con más fuerza , y decirle a mi mama que para mi tristeza tiene que presenciar eso , que por favor no me toque porque siento que me están poniendo agujas en la piel , me tomaban la temperatura y la tensión cada 10 minutos, parece fácil pero que me quitaran la cobija en ese momento , la que era mi única aliada , me hacia sentir como un animal expuesto, indefenso , rogaba que me dejaran en paz , que sólo quería algo para el dolor , para ese dolor que parecía me tenía declarada la guerra y lo reafirmaba con cada golpe bajo que me daba , en las piernas , espalda , cuello , boca , y la lista es infinita .

Primero se negaron a colocarme cualquier medicamento para la fiebre , hay uno que siempre me ha salvado de episodios similares pero de menor intensidad , pero no tener plaquetas hacia imposible la utilización , bueno no fue imposible lo rogué tanto que llegó, luego vinieron dos medicamentos para el dolor morfina y meperidina , esto no paso en media hora , les estoy contando rápidamente lo que paso en dos horas y media ya se el tiempo exacto, mi mama lo contaba debido a que para ella era eterno, la fiebre no cedía , le tengo miedo a ir a la unidad de cuidados intensivos porque siempre he considerado que soy muy fuerte y que puedo soportar los cuidados en la habitación , aunque se que allá los cuidados son mejores, me siento humillada sin ropa y con pañales , lo sé por la única vez que estuve y de eso ya les conté algo. 

La fiebre bajó 4 horas después pero el dolor cedió antes , dejé ese presentimiento de que la cabeza iba a a explotar , y que mis piernas se iban a desprender. Describir esto no fácil , vivirlo es aún más difícil , quisiera transmitirles todo lo que sentí en ese momento , como la mente se nubla , pero de un momento a otro afloran pensamientos, casi todos negativos , y los de ayuda que si se exteriorizan con gritos ahogados de dolor a los cuales recibo respuestas pero no las quiero escuchar si no me generan alivió , el 
-cálmese 
no es un buen consejo en ese momento mucho menos el:
-deje ese nivel de ansiedad! 

En este momento no tengo la fuerza de otros días en que podía escribir más , pero sé que la recuperaré. Espero que con estas pocas letras comprendan algo de lo que pasó ayer ....

Esta historia CONTINUARÁ mientras tenga la fuerza de hoy , así dísminuida pero nunca acabada y la convicción como hasta ahora que este no es el final. 









3 comentarios:

  1. Camila ya sabes que vas a pasar dias dificles, tristes, dolorosos y muchos tranquilos, gracias por escribirnos y no olvidarte de nosotros, fuerza que Dios está de tu lado. Lucia Cruz

    ResponderEliminar
  2. Admiro tu valentía, coraje y voluntad de seguir viviendo aquí. Te doy las gracias por publicar tus batallas y espero que puedas derrotar esta enfermedad. Te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
  3. Hoy como todos los días pensándote...y enviándote las mejoras energías del mundo ánimo, fuerza y mucha fortaleza Cami.

    ResponderEliminar