viernes, 24 de enero de 2014

La probabilidad 


Luego de la conversación que tuve en la mañana con algunos de los tuiteros que se interesan por mi estado , y que sé  están cansados de ver morir gente , el dolor de unos negocio de otros , me quedé pensando en qué aún no les he contado , pues hable sobre mi diagnóstico , sobre la negligencia de SANITAS eps! pero creo que les quede debiendo un pedazo de esta historia y fue cuando me enteré con una orden de trasplante lograda por el ministro de Protección social en mis manos que ya era tarde para el mismo, que mi EPS se había demorado casi tres meses en autorizar un procedimiento POS , pero eso ustedes ya lo saben, quiero es intentar transmitirles ese preciso momento.

el 7 de enero  y días antes yo ya intuía lo que mi cuerpo gritaba : la leucemia esta aquí de vuelta, yo tenía orden de hospitalizarme para realizar el trasplante el 8 de enero y esa noche sin tener aún los resultados de un examen del 27 de diciembre que definía mi estado  en ese momento, ese examen se hizo debido a la tardanza de la autorización del trasplante ,  yo no quise hacer ninguna maleta , no quise empacar mis libros , ni las cosas que son infaltables para mi en la clínica , mi corazón ya sabía el resultado de es examen , mi cuerpo me lo mostraba con cada dolor de espalda , que sólo yo sé como son , con cada dolor de piernas , con dolores que parece quisieran llegar al alma y partirla pero allá no pueden entrar , ese territorio es mío y tiene prohibido el paso. No dormí esa noche y pensé en lo absurdo de mi situación  : con la autorización POR FIN , hasta un ministro interviene y no servirme de nada porque llego tarde ? , el por qué a mi ? no pudo faltar, amaneció y comencé a decir que ya era inútil seguir gastando mi cuerpo, sometiéndolo a torturas , que esta cansado y me lo dice a cada rato, yo sólo le puedo decir que espere que confío en  que podemos hacer algo para el bienestar de todos , pero ese día no le tenía una sola palabra de ánimo, que eso que pasaba en una cama si salir a la calle no era vivir era sobrevivir y en las peores condiciones, reducida a la mínima expresión de lo que soy,tome una decisión momentánea y era esperar a morir dignamente en mi casa , que me ayudarán con el dolor pero que era suficiente, nadie dijo nada , sentía que les estaba dando razones de sobra para no querer seguir ya no a trasplante que a eso iba con todas las ganas del mundo , sino a quien sabe que para ver si de pronto pasa algo; suena el teléfono y es mi médico diciendo que lo dejé esperando, demasiado humor para el momento:

- es verdad lo que temías y por lo que llamaste todos estos solicitando el resultado, estas en recaída , (a mi se me salían las lágrimas con algo que ya sabía , duele oírlo de otra persona, tal vez sea eso , o tenías esperanzas ilusas por allá en lo más profundo),  pero hay una posibilidad y es hacerte una nueva quimioterapia y tratar de sacarte del estado en el que estas para seguir con el plan inicial.

Sólo se me venía a la cabeza , más dolor en vano, más dolor en vano , pero tenía que preguntar , yo no me quedo así como así con lo que me dicen :

- y que probabilidad hay de que funcione esa quimioterapia?  

- podríamos decir que un 50% 

- y si no funciona?

- ahí la verdad no te someteríamos a nada más , pues sería  maltratar tu cuerpo sin posibilidades de nada  , ya preferiríamos esperar .

Esperar??, esperar que ??, me desahucian , esa es la palabra, si no estoy en ese 50% de probabilidad me mandan a mi casa con unos medicamentos para los dolores del infierno que da esta enfermedad y esperar que ese día llegue , comencé a devolver mi vida rápidamente y me di cuenta que me faltaron muchas cosas hasta esa de escribir un libro, tener un hijo , lo de sembrar el árbol lo hice porque alguna vez en el colegio fue la actividad ecológica del día , pero no encontraba nada por lo que me sintiera realmente orgullosa , algo por alguien más que yo , pero algo que tuviera un gran significado, no cualquier cosa , evalúe además que la vanidad excesiva no me había generado sino problemas y tristezas en el tiempo vivido, que hay que ser feliz con lo que se tiene y punto así suene a cliché , desenredé la maraña de mis acciones a lo largo de la vida en muy poco tiempo , y llegué a una conclusión, yo no me puedo ir por ahora ,entonces me arme del valor que no tenía , arme una maleta que no se sí volverá a mi casa o por lo menos yo con ella en la mano, y llegué a la clínica a apostarle todo al 50% que me dice si , y a alejarme del 50% que me dice no, en el camino pensé que esto le debe pasar a muchas personas que tienen que sumarle a una enfermedad terrible una ineficiencia y negligencia de las EPS que a veces parece a propósito , entonces decidí en menos de cinco minutos lo siguiente:

1. Que lo haría público, mi caso mi enfermedad , la negligencia 
2. Que buscaría justicia en mi caso . Porque no es posible que cometan este tipo de actos y queden indemnes .
3. Que una vez saliera de esto , porque sigo con una convicción profunda que a pesar de todo, y de días como el que narró que se ve que todo esta perdido , tengo algo adentro que me dice que aún no es el momento, iba a tratar de buscar una forma de ayudar a víctimas como yo de Comerciantes de vidas ,estoy pensando la forma  , no es Twitter , tiene que ser algo más que indignación colectiva, aunque sin Twitter nadie conocería mi historia: es la mejor difusión y creo en que su apoyo es real, la ayuda a la que me refiero abarca tantas cosas que tendré que organizar mis ideas y ya recuperada comenzar. 



Con esas tres cosas claras entré con más fuerza y ánimo de lucha que juntas creo superan el 50% de probabilidad .

   

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ESTOY ESPERANDO QUE ESCRIBAS DESDE EL VIERNES, ME HACE FALTA LO QUE ESCRIBES. LUCIA CRUZ

    ResponderEliminar
  3. Que tristeza que en colombia tengamos que mendigar la salud, para recibir la atencion necesaria cuando deberia ser una obligacion prioritataria del gobierno fuece cual fuece la necesidad. Solo los altos mandatos disfrazados de sres cn corbata son los que tienen derecho. Hasta cuando la injusticia. Por favor basta de tanta mentira y preocupecen mas que rabia. Sr presidente que de sr solo tiene el nombre como todos los que suben alla pongase la mano en el corazon y mejore la salud de mi pais que es un derecho ciudadano. No mas muertes por neglijencia.

    ResponderEliminar